HOY: LA ACTITUD

“We don´t see things as they are. We see them as we are”

(No vemos las cosas como son. Vemos las cosas como somos)

Anais Nin

Cita extraída de It’s Not How Good You Are, It’s How Good You Want to Be de Paul Arden

El cristal con que lo miras. Actitud

Con este post no intento desvelar nada que no sepamos hasta ahora. Hemos oído hablar de la actitud desde que tenemos uso de razón y conocemos hasta aburrir frases célebres que resumen la esencia de LA ACTITUD.

Con este post sólo pretendo compartir mi propia experiencia sobre el tema y dar que pensar sobre cómo cada uno de nosotros la vive.

Todos conoceréis la famosa frase “No podemos controlar lo que nos pasa, pero sí lo que hacemos con lo que nos pasa”. Pues es cierto. Nunca estaremos en condiciones de elegir lo que nos toca vivir, pero sí que podemos decidir cómo vivirlo y qué hacer con respecto a ello.

Qué es LA ACTITUD

¿Qué es la actitud?¿Se nace o se hace?¿Es una forma de pensar?¿Es una sola cosa, o hay muchos tipos de actitud?

Últimamente he estado pensando bastante sobre la actitud e incluso lo he discutido y rediscutido con una amiga durante horas y horas de café, y éstas son algunas de las preguntas que me han estado rondando la cabeza. Obviamente no he conseguido ninguna verdad absoluta (básicamente porque la verdad absoluta es un cuento chino), pero sí que he llegado a una serie de conclusiones que pueden ser útiles.

Para mí habría que dibujar una línea entre actitudes (diferentes formas de actuar en situaciones concretas) y la ACTITUD en mayúsculas, que es de lo que trata el post. Para mí ésta última es una forma de actuar en la vida, que viene determinada por actitudes concretas y condicionada por nuestra forma de pensar. Pensar en positivo nos lleva a actuar en positivo, y la ACTITUD es lo que pasa si actúas en positivo como norma general.

Es un compromiso con uno mismo. Esto significa que, aunque haya personas con mayor facilidad para desarrollarla, no se nace con ella. Porque un compromiso es una decisión, y las decisiones se toman con el tiempo y las experiencias.

Es la decisión de comprometerse a tomar las riendas de nuestra vida y cómo la vivimos. Tener actitud no implica tener el control en todo momento de cómo nos sentimos. Somos humanos, y no tenemos que sentirnos siempre felices y capaces de todo. Es más, sentirnos vulnerables hoy nos hace aprender a sentirnos fuertes mañana.

Pero la actitud es comprometernos a intentar SER NUESTRA MEJOR VERSIÓN. A aceptar que vamos a caer una y otra vez, y a levantarnos una y mil veces; sonreir, sacudirnos el polvo de los pantalones y seguir avanzando.

Esto es lo que para mí representa la actitud. Aceptarnos, aceptar lo que nos pasa, sonreir y tratar de darle la vuelta a todo hasta SER QUIEN QUEREMOS SER.

Aterrizando las ideas…

Después de teorizar abstractamente sobre el tema, es hora de aterrizar y hacerlo sencillo. Aquí dejo una serie de ideas importantes que hay que tener en cuenta:

  • La actitud de cada uno de nosotros frente a la vida determinará la actitud de la vida hacia nosotros.
  • No pierdas tiempo y recursos en conseguir que nada se tuerza. Como dice Murphy, si algo se puede torcer es posible que lo haga. Una gran mayoría de las cosas están fuera de nuestra área de influencia. Centra tus esfuerzos en entrenar tu forma de pensar, sentirte y actuar frente a los contratiempos.
  • Pensamientos positivos = Actitudes positivas = Acciones positivas = Resultados mucho mejores. (Puede que el resultado siga sin ser el que esperas, pero será mucho mejor sin duda).
  • ¿Sabes quién quieres ser? Puede que no del todo. ¿Sabes quién no quieres ser? Pues comprométete a no volver a ser esa persona.

Un ejemplo:

Llevo meses trabajando en algo que no me gusta y que sé que no es mi futuro y no va a durar mucho, pero por X y por Y cambiar ese trabajo ahora mismo no es una opción. Esas certezas me hacen empezar mi turno desmotivada y a medio gas. Cuando salgo de trabajar me siento incluso más frustrada pensando que ese trabajo sólo consigue quitarme la energía para hacer lo que realmente quiero. Esto, es no tener ACTITUD.

Ahora bien, un día me levanto y decido invertir mi energía en ir a trabajar y ser mi mejor versión. Si el trabajo me da igual, ¿por qué?

Porque la energía que inviertes en superarte, incluso en algo que te da exactamente igual, genera más energía. Y cuando hablo de energía, no me refiero a energía física exclusivamente (que me ha dicho un pajarito que esto no se entendía), sino a esa energía transformadora que te hace sentir con ganas de hacer cosas y capaz de todo. Y lo mejor es que esa energía se contagia a las personas que tienes alrededor. No sé si será algo hormonal o simplemente que se subestima el poder de una sonrisa, pero está demostrado y si no me creéis, podéis ponerlo a prueba.

Y ahora me despedido con un fragmento que parece venir de Aristóteles, llamado La Revolución del Alma.

Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no entregues tu alegría, tu paz, tu vida en las manos de nadie, absolutamente de nadie.

Somos libres, no pertenecemos a nadie, y no podemos querer ser dueños de los deseos, de la voluntad o de los sueños de quién quiera. La razón de tu vida eres tu mismo.

Tu paz interior es tu meta en la vida.

Cuando sientas un vacío en el alma, cuando acredites que aún te está faltando algo, aun teniéndolo todo, guarda tus pensamientos para tus deseos más íntimos y busca la divinidad que existe en ti.

¡Deja de situar tu felicidad cada día más distante de ti! No coloques el objetivo demasiado lejos de tus manos, abraza a los que están a tu alcance hoy…

Si andas preocupado por problemas financieros, amorosos o de relaciones familiares, busca en tu interior la respuesta para calmarte. Tú eres el reflejo de lo que piensas diariamente.

¡Deja de pensar mal de ti mismo y se tu mejor amigo siempre!

Sonreír significa aprobar, aceptar, facilitar. Entonces, habrá una sonrisa para aprobar el mundo que quiere ofrecerte lo mejor.

Con una sonrisa en el rostro las personas tendrán las mejores impresiones de ti, y tú estarás afirmando para ti mismo, que estas “PRÓXIMO” a ser feliz.

Trabaja, trabaja mucho a tu favor, deja de esperar la felicidad sin esfuerzos.

Deja de exigir de las personas aquello que ni para ti has conquistado aun. Criticar menos, trabajar más y, no te olvides nunca de agradecer.

Agradece todo lo que está en tu vida en cada momento, inclusive el dolor.

Nuestra comprensión del Universo aún es muy pequeña para juzgar lo que quiere que sea en nuestra vida.

LA GRANDEZA NO CONSISTE EN RECIBIR HONORES, SINO EN MERECERLOS.”

Glocal Dreamer Actitud

¡Buenas noches! 😉

Anuncios

4 pensamientos en “HOY: LA ACTITUD

  1. Una opinion (en mi opinion) muy acertada sobre lo que es en si la Actitud la verdad a resultado muy gratificante leer esta reseña a un pensamiento que llevabas rn danza ya que incita y motiva en sobremanera y eso son puntos extra para que muchos de nosotros como decia mi abuelo, “caigamos de la burra” y veamos con mayor claridad que nuestras metas esta tan cerca como nosotros queramos si nuestra actitud es es la apropiada.
    Te agradezco que me hayas pasado este enlace me ha gustado!

    • Me alegro mucho de que pienses así también y me alegro sobretodo de haber conseguido motivar un poco, porque esa era la idea. Provocar una reacción. Aunque sobre las metas hay que andarse con ojo… Te recomiendo que te mires éste vídeo.

  2. Me gusta mucho tu escrito. Y déjame que subraye algunas “perlas”:
    – “sólo consigue quitarme la energía para hacer lo que realmente quiero”. ¡sabes lo que realmente quieres!
    – “busca en tu interior la respuesta”: no está lejos…
    Tal vez, detrás de todo ese esfuerzo por vivir la ACTITUD, está latiendo la confianza de que es posible encontrarla…la confianza de que todo tiene sentido…es tan importante…

  3. Hay cosas que no se pueden escribir si no se viven y éste es uno de esos artículos que rebosa vida vivida y contada. Con lo difícil que resulta a veces poner palabras a sentimientos y a experiencias de vida, sin que suene pedante ni espiritualista.

    Desde una experiencia vital y profunda surgen palabras como las que expresas y es esa experiencia la que te hace decir:
    – esa energía transformadora que te hace sentir…
    – Nunca estaremos en condiciones de elegir lo que nos toca vivir, pero sí que podemos decidir cómo vivirlo y qué hacer con respecto a ello.
    – La ACTITUD es un compromiso con uno mismo….
    – Aceptar que vamos a caer una y otra vez, y a levantarnos una y mil veces; sonreír, sacudirnos el polvo de los pantalones y seguir avanzando.
    – Centra tus esfuerzos en entrenar tu forma de pensar, sentirte y actuar frente a los contratiempos.

    Espero y deseo que esa ACTITUD positiva, esa sonrisa aún en los momentos duros y esa energía transformadora te acompañen y te surjan siempre desde lo más hondo de tu ser.

    La vida será más llevadera y rebosará vida transformadora a tu alrededor.

    Salud y fuerza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s