Fragmentos viajeros: Home sweet home

Imagen

image

A veces hay que irse muy muy lejos para poder valorar lo que hemos tenido delante de las narices durante más de media vida.

Anuncios