Después de la tormenta… 10.30 (01/10)

Porque después de la tormenta siempre sale el sol y con él, se evapora todo lo que quedaba de ella. Así amanece hoy entre Inveraray y Luss, afianzando mi ocurrencia de que lo mejor del viaje no siempre se encuentra en el destino sino en ruta. 

No soy la primera que piensa esto. Allá por los 80 Julio Cortázar y su mujer Carol Dunlop pensaron que a menudo nos olvidamos de que el trayecto es una parte del viaje tan importante como el propio destino. De ahí surgio su libro Los Autonautas de la Cosmopista, Un Viaje Atemporal París-Marsella, en el que hacen de la autopista entre París y Marsella su particular destino de viaje.

En definitiva, no nos aferremos a ideas preconcebidas. Una buena tormenta en mitad de unas vacaciones puede ser un regalo. No hay que olvidarse de disfrutar el trayecto, más allá de las ventanillas del coche hay todo un mundo por descubrir. En Escocia también sale el sol. Y Julio Cortázar no sólo escribía novelas surrealistas.

Anuncios

Be a junco my friend

Imagen

Así seguirá como un junco después de la tormenta. Erguido y entero, secado al sol y mirando adelante.

Puede que su tallo parezca fino y frágil, pero está arraigado firmemente a la tierra… Y es flexible. Se moverá con el viento pero no se partirá, no se irá volando, volverá a donde estaba. Erguido y entero.

Fragmentos viajeros: Aroma

Imagen

image

Brighton, Uk

Un Brighton oscuro y lluvioso, en una tarde de verano que parece enero y la humedad del mar se te impregna en la ropa, como si ésta quisiera llevarse el aroma del mar de vuelta a la gran ciudad.

A dark stormy Brighton, on a summer afternoon which seems more like we are in January. Your clothes are soon coated by the humidity in the air, as if they wanted to take sea’s salty scent back to the big city.