Fragmentos Viajeros: Quién dijo que no se puede tener todo.

Imagen

image

Horizonte espectacular de Berlin desde la cima de la Columna de la Victoria, con la famosa Torre de la TV a la izquierda, la Puerta de Brandenburgo justo en frente y el Tiergarten rodeando la columna en todas direcciones.

Berlin’s amazing skyline, seen from the top of the Victory Column. The famous TV tower rising from the left side, the Brandenburg Gate right in front of us and the vast Tiergarten sorrounding the Column.

Fragmentos viajeros: Entre el cielo y el mar.

Imagen

image

Brighton

Allí está otra vez, tras el mar revuelto de Brighton, esa delgada línea de mentiras que sólo existe en nuestra imaginación. Entre el mar y el cielo, el horizonte.

And there it is again, beyond Brighton’s rough sea, that small fictional line drawn by our imagination. Dividing the sea and the sky, the horizon.

Fragmentos viajeros: Tu horizonte, el mío.

Imagen

image

Photo of me taken by @kaioberri

Podemos mirar en la misma dirección, a la misma hora y desde el mismo sitio. Aún así tengo la certeza de que nunca vamos a ver el mismo horizonte. Probablemente tu lo vas a ver más cerca que yo, o a lo mejor más lejos. Quizás el tuyo  es alargado y azul, o incluso tenga un amanecer, aunque probablemente sea un atardecer, porque no te gusta madrugar. Tal vez a ti te apetecería más ver mi horizonte, o incluso verlo conmigo. Igual tu no sientes el impulso de echar a correr hasta alcanzarlo, pero yo, yo estoy dispuesta a redibujar con mis pisadas todos los meridianos y todos los paralelos del mapa, sin prisa pero sin pausa.